viernes, 19 de abril de 2013

"O bosquexo do mundo"

Parte superior de la fachada del Museo de Arte Contemporáneo de Vigo
Este es el título de una exposición que está ahora (desde el 19 de abril hasta el 15 de septiembre) en el Museo de Arte Contemporáneo de Vigo. Como  dice la página del Museo, se ofrece la posiblidad de una visita a las formas y a los talleres de los artistas.

Entre estos artistas está Marta Bran, especializada en fotografía, video y lienzos; Berta Cáccamo con sus "pinceladas": en los primeros años de estudiante -dice la propia autora- me producía vértigo pensar en llegar a ser pintora y aún más en ser artista... Es muy interesante esta diferenciación entre "ser pintora" y "ser artista", porque no todos los pintores lo son, como no todos los actores puden considerarse artistas, ni todos los dramaturgos, ni todos los arquitectos. Quizá lo que defina al arte sea que permanece, la obra que define a una época, inicia un estilo y condiciona el porvenir. El mundo del arte está lleno de sugerencias, propuestas, pero muchas de estas propuestas quedan pronto en el olvido. Las obras de arte serían, pues, aquellas que la posteridad reconoce como tales, no las demás. Muchas de las que en esta exposición vemos ¿son arte? El tiempo lo dirá, la crítica, el público... Mientras tanto ahí están, ofreciéndonos formas y sugerencias de muy variada naturaleza, algunas de una plasticidad extraordinaria, originalísimas.

Otro es Bosto Caride, con sus estructuras y sus "paisajes construídos"; Rosendo Cid, Tamara Feijoo, Beatriz Lobo, Juan Loeck, Rut Massó y hay más. A mí me gusta la obra de Ignacio Pérez-Jofre, que pinta bolsas de plástico, dibujos abocetados, cuadros con flores... En alguna ocasión quizá se haya inspirado en la obra de Andy Warhol con sus "Latas de sopas Campbell". Véase, si no, su serie "Enfermedad", donde están pintados tubos de pomadas, cajas de medicinas, etc. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario