miércoles, 27 de julio de 2016

Españoles en Italia




El año 1849 es uno de los más importantes en el proceso de unificación e independencia de Italia, aunque los patriotas sufriesen derrotas de las que no se podrían desquitar hasta diez años más tarde. Oudinot fue un general francés que llegó con su ejército en dicho año a Civitavecchia para sitiar Roma. La llegada fue por mar y de ahí la elección del puerto italiano próximo a Roma. Con él soldados españoles enviados por el moderado régimen liberal de Narváez y la reina Isabel II. ¿Qué hacían los españoles en Italia, ayudando a un ejército, el francés, enviado por un régimen republicado, aunque con Luis Napoleón a la cabeza?

Se trataba de abolir la República romana que había enviado al papa a Gaeta, le había desposeído de su poder temporal y por lo tanto de sus territorios. ¿Iba Italia a encaminarse por la vía republicana cuando ya la monarquía saboyana había comenzado el proceso de arrebatar los territorios del norte al imperio austríaco? El proceso de independencia y unificación de Italia fue complejo: liberales con nacionalistas, lombardos con napolitanos, venecianos con toscanos… pero monárquicos con republicanos, el caso era conseguir la unión de los italianos y la expulsión de los poderes extranjeros. El papa se empeñaba en seguir con sus posesiones en el centro de la península y ello entorpecía las aspiraciones de monárquicos y republicanos de Italia.

La Francia de Luis Napoleón deseaba influir en el proceso italiano (se quedaría co parte de Saboya y Niza) y el conservador Narváez intentaba atraerse al papa para que reconociese el régimen liberal de Isabel II, lo que todavía no se había dado. Dos años más tarde, en 1851, se firmaría un Concordato entre España y el Vaticano con grandes ventajas para este (control de la enseñanza, devolución de los bienes expropiados al clero y todavía no vendidos, etc.). Los republicanos romanos pagaron las consecuencias de dos estados que iban a lo suyo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario