sábado, 9 de julio de 2016

Viaje a El Bierzo



Cacabelos se encuentra casi a medio camino entre Villafranca del Bierzo y Ponferrada, en una comarca con un clima continentalizado de altas temperatuas en verano, lo que propicia el cultivo de la vid deste tiempos muy antiguos. Es Cacabelos, precisamente, la villa más famosa de los vinos de El Bierzo, mientras que Ponferrada se puede considerar la capital de la minería del carbón –ya venida a menos- de la provincia leonesa.
 
La villa se encuentra a poco menos de 500 metros de altitud sobre el nivel del mar, de forma que cuando se asciende al yacimiento de Bergidum se alcanzan más de 600 metros de altura en poco más de tres kilómetros en dirección oeste. El recinto amurallado tiene forma de suela de zapato, desde donde se observa un panorama realmente extraordinario: las Médulas, Ponferrada, Cacabelos, Villafranca del Bierzo, una central de energía térmica y los campos cultivados de viñedos, junto con el río Cúa, que nace entre Berlanga y Tombrío, pasa por Vega de Espinareda y gira hacia el sur antes de desembocar en el Sil, a la altura de Paradela.

La villa de Cacabelos tiene varias calles dedicadas a Plinio el viejo, Floro y Orosio, historiadores antiguos que dedicaron estudios a la zona. Las autoridades han fundado un museo arqueológico en una antigua bodega de finales del siglo XIX, donde todavía se conservan los espacios para las grandes tinajas de vino. Los fondos del museo guardan objetos de la prehistoria, la época prerromana, romana y medieval: objetos domésticos, aras sepulcrales, escudos señoriales, pedestales con su acostumbrada escultura monstruosa, etc.

Castro Ventosa o Bergidum es un antiguo asentamiento prerromano ocupado luego por población romana y más tarde durante la Edad Media, de forma que hoy se sabe la localización de las viviendas y demás construcciones de cada una de dichas épocas que se encuentran en el castro.

El puente que pasa sobre el Cúa permite llegar a una iglesia con hermosa fachada barroca, al lado de la cual se encuentra hoy un albergue para peregrinos que se dirigen a Santiago de Compostela cada año. En el centro, la iglesia de Santa María conserva un ábside románico que ahora ha quedado situado lateralmente respecto del nuevo templo, obra de finales del siglo XIX. La plaza mayor, en parte porticada, es de forma irregular, y de ella parten diversas calles con casas muy notables unas, más sencillas otras, con grandes aleros de madera en su parte superior, con balconadas también de madera y arcadas de piedra para dar acceso a patios o al interior de las casa.

Castro Ventosa o Bergidum está rodeado de una imponente muralla con torreones hoy desmochados, pero que permiten adivinar la localización en cada caso. Subiendo a dicha muralla se pasa al interior, hoy lleno de tierra, cultivos y maleza a más altura aún que la muralla de cierre. Al lado de Cacabelos se encuentra también el yacimiento de La Edrada, habiéndose encontrado restos de la primera época imperial y bajoimperial romana.



No hay comentarios:

Publicar un comentario