sábado, 1 de diciembre de 2012

Un cerro con historia

Foto antigua del Tossal de la Cala
Entre dos playas, en Benidorm, se encuentra el cerro del Tossal, con un yacimiento arqueológico que habla de las guerras en época romana. Los estudios que se han hecho recientemente lo sitúan en el siglo I antes de Cristo, en plenas guerras civiles de la república romana, aunque hasta ahora se creía que su antigüedad era mayor. 

Sertorio fue uno de esos generales romanos que hicieron de la península Ibérica su escenario preferido para dirimir las diferencias con otros generales romanos, con los pueblos indígenas que le fueron hostiles y con el propio Senado. De familia humilde, una vez en la cumbre del ejército romano se enfrentó al dictador Sila, que según la historiografía al uso representaba los intereses aristocráticos. Si bien Sertorio y Mario tenían una ideología distinta, que podríamos decir más "popular", en realidad lo que se dirimía en aquel siglo era el prestigio y el poder de un general u otro. 

Los seguidores de Sertorio ocuparon varios enclaves en los puntos elevados del Mediterráneo (informa "Antigua y Medieval") que les sirvieron para recibir abastecimientos de sus aliados, varios pueblos indígenas de la península Ibérica. Uno de estos enclaves fue el Tossal de la Cala, cuya importancia empezaría en el siglo I antes de Cristo. Según la profesora de Arqueología de la Universidad de Alicante, Feliciana Sala, a estas conclusiones se ha podido llegar después del estudio de la cerámica encontrada, objetos de hierro, huesos y vidrio, obtenidos entre los años cuarenta y ochenta del siglo pasado. Los últimos trabajos han sido llevados a cabo por la arqueóloga Sonia Bayo, detectando objetos como pila (singular pilum) o lanzas que utilizaba el ejército romano, cerámica de uso militar, stylus (pieza utilizada para la escritura) y otros. 

Ello no quiere decir que en este yacimiento no se hayan localizado piezas íberas anteriores, como una imagen de la diosa de origen fenicio Tanit (hoy en el Museo Arqueológico de Alicante). El cerro del Tossal formaba parte -según los estudios realizados- de una cadena romana de enclaves militares costeros ubicados en la comarca de la Marina, siempre sobre acantilados y calas de difícil acceso, siendo la base principal de Sertorio en la costa mediterránea Dianium (Denia) a donde llegaban desde Cilicia (en la península de Anatolia) sus aliados.

Los contestanos fueron principales aliados de Sertorio, ocupando un territorio nunca fijo entre las actuales provincias de Alicante y Murcia. Más al norte se encontraban los edetanos, al oeste los oretanos y al sur los bastetanos. Los ríos Júcar y Segura puede que fuesen las fronteras norte y sur de aquellos contestanos amigos de Sertorio. Tras intensas labores arqueológicas han salido a la luz diecisiete estructuras arquitectónicas del antiguo asentamiento, y aún queda por excavar. Metelo Pío en el 79 antes de Cristo y Pompeyo en el 76, llegaron a la península para someter a Sertorio, que desde entonces casi no hizo otra cosa que cosechar derrotas. Curiosamente -como en tantas ocasiones- un colaborador de Mario, Marco Perpenna, y por lo tanto del mismo "partido" que Sertorio, le traicionará y así terminará sus días este guerrero que casi se puede considerar hispano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario