lunes, 16 de abril de 2012

De Andrea Pisano a Lorenzo Ghiberti ( y 3)

La obra de Ghiberti para el concurso de 1401
"El sacrificio de Isaac" que presentaron Ghiberti y Brunelleschi, cada uno por por su parte, para ser seleccionados, se encuentran en el Bargello de Florencia (1), como así mismo se han sustuido por copias los relieves de las puertas del Paraíso, pues se llegó a la convicción de que, expuestas al aire libre, se deterioraban (2).

La obra de Brunelleschi para el concurso de 1401
El encargo para estas últimas lo obtuvo Ghiberti en 1425 y estaría dedicado a ellas, junto con sus colaboradores, más de 25 años. Se trata de diez paneles con escenas del Antiguo Testamento donde se han sustituido los marcos góticos por rectángulos. Ya entonces, pero también ahora, se consideran estos relieves como una de las cumbres de la escultura de todos los tiempos: en ellos Ghiberti consiguió representar la perspectiva magistralmente, siguiendo un modelo "pictórico". Por su parte Donatello, que colaboró con él, incorporó el schiacciato, es decir, un "relieve plano" o aplastado. 

Ghiberti consiguió dar a las escenas un sentido del espacio como nunca antes se había hecho, representando varias en un mismo cuadro. De arriba a abajo y de izquierda a derecha, se representan escenas sobre Adán y Eva, Caín y Abel, Noé, Abraham, Isaac, Esaú y Jacob, José (quizá el panel más complejo), Moisés, Josué, David, y Salomón y la reina de Saba. 


Arriba se representa el detalle del descubrimiento de oro en un recipiente, de la historia de José (ver más abajo). Las actitudes de los personajes son naturalistas, los ropajes son clásicos y los personajes del fondo están más difuminados (pero debe tenerse en cuenta que, en la realidad, se encuentran todos en un mismo plano).


Arriba Jacob y Esaú, con el estudio de perspectiva valiéndose de un edificio clásico al fondo representado en diversos planos. El perro del primer plano es un ejemplo del pintoresquismo que se quiso dar a algunas escenas durante el renacimiento. Todo éste panel es muy clasicista.

Detalle del panel anterior


Arriba escena de la historia de José, con un paisaje al fondo y delante una arquitectura clásica: arcos de medio punto, entablamentos, frontones sobre las ventanas, hornacinas...


Arriba escena de Noé y el diluvio: se trata de los preparativos; a la izquierda aparece un elefante, la cabaña está esculpida en perspectiva y los personajes del fondo con poco volumen. Se nota la mano de varios artistas bajo la dirección de Ghiberti. No sabemos hasta qué punto todos los paneles son obra suya, pero sí de su responsabilidad, y de hecho a él se le atribuyen. 


 Arriba la creación de Adán y Eva: los desnudos son clásicos; y en el mismo panel se representan varios momentos del Génesis. La tentación de la manzana al fondo a la izquierda, la expulsión del Edén a la derecha.


Arriba Caín y Abel: en un plano intermedio el fratricidio; Caín era agricultor y Abel pastor, lo que se representa en diversas partes del panel. El paisaje vuelve a estar presente aquí, así como algunas escenas del Génesis.


Salomón y la reina de Saba en un marco palaciego, rodeados de los cortesanos. El estudio de perspectiva está lobrado gracias a los personajes dispuestos en varios planos (a mayor escala y con más volumen los más próximos al espectador) y el marco arquitectónico, que no obstante es un edificio gótico, pues se ven las arcadas ojivales y las bóvedas de crucería. No obstante también hay pilastras y capiteles corintios así como arquitecturas arquitrabadas. En éste edificio se puede ver un ejemplo del schiacciato.


Arriba la historia de Abraham. Curiosamente la escena principal se representa al fondo y en primer plano hay un animal en escorzo. El detalle en el follaje de los árboles, que se también en otros paneles, es único hasta el momento.
----------------
(1) Véase el modelo más clásico de la obra de Ghiberti, por ejemplo en el desnudo de Isaac.
(2) Los relieves originales se encuentra el museo dell'Opera del Duomo, y hay una copia en la catedral Grace, en San Francisco. 

2 comentarios:

  1. Una obra maravillosa. Parece increíble cómo se puede conseguir el efecto de la perspectiva en los relieves. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Cuantas más veces veo estas obras más me admiro. Un abrazo.

    ResponderEliminar