domingo, 1 de julio de 2012

De Arica a Chorrillos

Lugar de la batalla de Arica (la fotografía podría estar trucada)
Tras las guerras de independencia de las colonias españolas en América, vinieron las guerras entre unos y otros particularismos, que enfrentaron a americanos entre sí. Quienes llevaron a cabo la dirección de estas operaciones fueron militares y ricos criollos, aunque en ocasiones participasen como tropa indígenas, mestizos, negros y otros grupos étnicos. Tras los abusos y crímenes cometidos por europeos en América-españoles en particular- contra la población indígena y negra, pasaron a ser los propios americanos hacendados los que siguieron con los crímenes y abusos. Parece como si un destino escrito tuviese que cumplirse, pero en realidad es el egoísmo y la eterna lucha de clases lo que explica unos conflictos y otros. 

La organización territorial de las futuras repúblicas americanas fue una labor lenta y llena de dificultades. Durante buena parte del siglo XIX, por ejemplo, Bolivia tuvo acceso al océano Pacífico entre el norte de Chile y el sur de Perú, pero intereses económicos, que en realidad favorecían o perjudicaban solo a las oligarquías dueñas de los diversos países, llevó a una guerra entre 1879 y 1883 que enfrentó a Perú y Bolivia por un lado y a Chile por el otro.

El malecón de Chorrillos en el siglo XIX
Dos episodios de ésta guerra son la batalla de Arica, en el norte del actual Chile, centro salitrero y cuprífero importante, y la de Chorrillos, hoy conformando la conurbación de Lima, a donde llegaron los ejércitos chilenos amenazando la propia capital peruana. Arica está en el Chile tropical, cercana a la costa; al Este se levantan las primeras estribaciones andinas antes de llegar al desierto. La industria química se basará luego en el salitre como elemento fundamental para fertilizantes. Tambien el guano se usa como fertilizante, y a todo ello se une la riqueza cuprífera de la zona.

En las proximidades de Arica, como en Chorrilos, se dieron dos de las batallas más feroces de la guerra llamada "del guano". Más tarde, en 1881 la de Miraflores, al norte de Chorrillos, también formando hoy parte del área metropolitana de Lima. Al sur, entre los paralelos 22 y 24º Sur, estaba el principal foco del conflicto. Chile dispuso de un ejército más numeroso y preparado, sobre todo en armamento, pero aunque el conflicto armado terminó en 1883, el acuerdo diplomático no llegó hasta 1929, favoreciendo en todo caso a Chile.

Ésta guerra tiene una gran importancia histórica, porque de haberse garantizado a Bolivia una salida al mar -como hasta entonces tenía- ¿se hubiera dado la guerra del Chaco en los años treinta del siglo XX? Fue otro intento de Bolvia de alcanzar los ríos que conducían al Atlántico en éste caso. Un país encerrado en las altiplanicies andinas, un país irregular por su riqueza, con un interior minero y próspero, mientras que el oeste es más pobre, un país al que las oligarquías amigas de su propia oligarquía negaron una salida al mar, en un continente donde el mar rodea con profusión a todos los demás países excepto Paraguay, que también perdió territorios muy pronto a manos de Argentina y Brasil.

1 comentario: