martes, 7 de mayo de 2019

Maryland y Virginia

(1)
Uno de los primeros asentamientos de británicos en Norteamérica fue a finales del siglo XVI, en la isla Roanoke[i], resultando un fracaso. A partir del siglo siguiente, algunos territorios adoptaron el nombre de personajes que tuvieron que ver en los asentamientos de colonos: Pensilvania recibe el nombre e William Penn[ii] y las dos Carolinas, del nombre de Carlos II, rey de Inglaterra, Irlanda y Escocia entre 1660 y 1685.

Según Rebeca Vázquez Gómez, a principios del siglo XVII se inicia la colonización inglesa de lo que luego serán las trece colonias y más tarde Estados Unidos. Los objetivos de los colonizadores fueron económicos y religiosos, en el primer caso con el protagonismo de compañías comerciales que más o menos tarde tuvieron que recibir ciertos permisos de la Corona, la cual concedió tierras que beneficiaron sobre todo a los nobles, ejemplo de lo cual fue el marqués de Baltimore, que iniciará la colonización de Maryland[iii]. Según los casos, hubo también la intención de favorecer a un determinado credo religioso o bien llevar a cabo la tolerancia religiosa.

La autora citada sostiene[iv] que en el siglo XVII los asentamientos ingleses en Norteamérica adquieren estabilidad, siendo algunos de ellos vía de escape para grupos que no podían ejercer con libertad su religión en la metrópoli. Y precisamente el trabajo de Rebeca Vázquez consiste en demostrar el tratamiento jurídico que la cuestión religiosa recibió en las colonias. La elección de Virginia y Maryland se debe a que presentan diferencias en esta materia. La primera fue el primer asentamiento estable de ingleses en la zona, naciendo de una compañía comercial, mientras que la segunda tuvo su origen en una concesión de tierras otorgadas por la Corona. Virginia tuvo como religión oficial el anglicanismo, mientras que Maryland, siendo su fundador católico, fue refugio para los de esta religión.

Un siglo antes (XVI), portugueses y españoles habían comenzado a explorar la zona y estos últimos establecieron el primer asentamiento en San Agustín (Florida) en 1565. La colonización española estuvo guiada por motivos económicos, traspasando al continente americano el sistema feudal, el deseo de propagar el cristianismo y por no aceptar a extranjeros, especialmente si eran protestantes. En el siglo XVII ciertas compañías inglesas[v] llevaron a cabo una importante labor colonizadora mediante la concesión de cédulas de propiedad de tierras otorgadas por la Corona, lo que esta acentuó cuando se crearon las trece colonias: se pasó entonces de la propiedad privada de los territorios a provincias del rey. Para ello se revocaron las licencias o se denegó su renovación y, de esta forma, cuando se produjo la guerra de la independencia, tan solo quedaban dos colonias comerciales, Connecticut y Rhode Island, y dos de propiedad individual, Maryland y Pensilvania.

Las colonias inglesas, no obstante, recibieron inmigrantes de otras nacionalidades: franceses, portugueses, españoles, escoceses, irlandeses y alemanes, de modo que cuando se produjo la guerra de independencia, casi la mitad de la población no era inglesa.

Los colonos del siglo XVII no guardaron fidelidad absoluta a las instituciones británicas, implantándose modelos políticos en los que un gobernador ejercía el poder ejecutivo, la Asamblea tenía funciones deliberativas, y un órgano de la metrópoli supervisaba la marcha de los acontecimientos. El gobernador tenía más poder o menos según los casos: en ocasiones fue nombrado por el rey, en las colonias de propiedad privada el que nombraba era el propietario (aunque debía contar con el beneplácito del rey), y en las restantes los gobernadores eran nombrados por las compañías comerciales, pero también con el asentimiento del rey.

Las Asambleas, por su parte, no existieron desde el principio, sino que nacieron más tarde y fueron aumentando su poder gradualmente. Ejercieron el poder legislativo mediante dos cámaras, la alta a modo de consejo del gobernador y tenía poderes judiciales, aparte lo que pudiese decidir el Privy Council[vi]; la cámara baja estaba formada por representantes del pueblo, incrementando su influencia a medida que pase el tiempo. Además de su función legislativa, tenía facultades en la convocatoria de elecciones, acuñación de moneda, elaboración de presupuestos y otras.

No puede decirse, sin embargo, que las dos cámaras inglesas se correspondiesen con las que se fueron creando en las colonias. Estas salían de un documento escrito que otorgaba diversas facultades, mientras que, como sabemos, Inglaterra no tiene Constitución escrita propiamente dicha. Con el tiempo las Asambleas fueron teniendo el poder ejecutivo y para las elecciones tenían derecho a participar en ellas todos los propietarios de tierras que, mientras que en Inglaterra eran pocos en relación al total de la población, en las colonias eran casi todos los habitantes.

En cuanto a la cuestión religiosa debe tenerse en cuenta la diversidad de grupos humanos que se instalaron en Norteamérica, sobre todo desde finales del siglo XVII. Los ingleses trasplantaron a las colonias el anglicanismo y el puritanismo en sus versiones congregacionista y separatista; los escoceses e irlandeses introdujeron otra versión del puritanismo, el presbiterianismo; de Alemania llegaron grupos religiosos como el de los moravos, luteranos, menonitas, amish, schwenkferders y dunkers; y de Francia los católicos y protestantes.

Durante el período colonial hubo un vínculo entre autoridad política y religión, pudiendo hablarse de confesionalidad, pero no en un sentido exclusivista a favor de una confesión, sino con varias de ellas. No obstante hubo preferencia por una y solo tolerancia con respecto a otras. En Virginia, por ejemplo, la religión privilegiada fue la anglicana, mientras que en Maryland fue la católica, con un cierto ejercicio libre de las demás religiones.

En lo que será Virginia se estableció la Company of London, que fundó Jamestown en 1607; varios son los personajes que se ocuparon de gobernar el territorio, entre ellos John Rolfe, cultivador de tabaco que contrajo matrimonio con la princesa Pocahontas. En 1618 se implantó el headright[vii] que concedía 50 acres de tierra a quien incorporase un nuevo miembro a la comunidad. Se estableció el mantenimiento público de los ministros anglicanos, imponiendo tasas a todos los ciudadanos, las que fueron aumentando con el tiempo: grano, tabaco y, a partir de 1632, cada uno debía aportar su vigésima ternera, su vigésima cabra, su vigésimo cerdo…

En cuanto a Maryland fue una colonia de propiedad cuando el rey Carlos I concedió al barón de Baltimore una porción de tierra en América, culminando un proceso iniciado años antes, cuando el padre del citado recibió tierra americana en Newfoundland, que denominó Avalon, y que fracasó como colonia debido al clima y a la presencia francesa. Allí se trasladó el feudalismo pero el sentimiento de libertad de los colonos fue contrario a dicho sistema.

El barón concibió sus tierras como refugio para los católicos que no vivieran con tranquilidad en Inglaterra, pero también acogió a protestantes, asentándose en 1634 los primeros pobladores y, con el tiempo, los protestantes serán mayoría, que manifestarán un sentimiento anticatólico debido a la decisión del barón de no conceder tierras en fee simple (en propiedad absoluta), la preferencia de los católicos para ocupar puestos de autoridad o la imposición de elevadas cargas fiscales.

No obstante, Baltimore nombró en 1648 a un protestante como gobernador y durante el reinado de Ana y Guillermo, Maryland estuvo controlada por protestantes, hasta que en 1715 volviese a la familia de Baltimore. Luego vino un período de crecimiento atrayendo, entre otros, a holandeses.


[i] Hoy forma parte de Carolina del Norte.
[ii] Cuáquero y empresario, hombre ilustrado que llevó a cabo el “Santo Experimento”, un proyecto tolerante e igualitario en materia religiosa y social.
[iii] De él recibe el nombre la ciudad de Baltimore, en Maryland, de igual manera que Delaware procede del barón De La War, y la ciudad de Jamestown debe su nombre al rey James (Jacobo I) de Inglaterra y VI de Escocia. Podrían ponerse otros ejemplos.
[iv] “Organización política y cuestión religiosa en las colonias inglesas de Norteamérica: los casos de Virginia y Maryland”.
[v] London Company, Plymouth Company, Massachussets Bay Company
[vi] Consejo de asesores del rey.
[vii] Concesión legal de tierras a los colonos.
(1) Imagen tomada de http://queaprendemoshoy.com/los-origenes-de-los-eeuu-la-fundacion-de-las-trece-colonias/

No hay comentarios:

Publicar un comentario