viernes, 16 de noviembre de 2012

El jardín de las delicias

Detalle del panel derecho: "El Infierno"



Es obra única, sin parangón posible, que se anticipa a movimientos muy posteriores como el simbolismo, el surrealismo, el arte de lo absurdo, que mantiene una estética gótica en una época ya plenamente renacentista. Se trata de un tríptico de 220 por 389 centímetros, lo que convierte a esta pintura en monumental; un óleo sobre tabla pintado a principios del siglo XVI. 

Hieronimus Bosch fue un visionario: la multitud de detalles que incorpora a esta obra nos abruma; lo grotesco, lo terrible, lo sagrado, lo místico, lo lírico, lo tenebroso, lo misterioso, el verdor de la naturaleza, la crueldad, las figuras descarnadas, las vestiduras clásicas, los monstruos, los animales dimunutos saliendo y entrando, en un mundo idealizado y a la vez terrible, los personajes dispersos, arremolinados, desnudos, con sus cuerpos blanquecinos que les hacen parecer fantasmas, juguetes del destino; un mundo fantástico, alegórico, estremecedor, angustioso, que probablemente fue producto de un estado de ánimo especial de su autor.

En los dos rectángulos del tríptico cerrado se inscribe la esfera del mundo cuando este está siendo creado, por lo que aparecen formas indefinidas, pero no en su superficie, sino sobre la mitad inferior. En la parte superior izquierda asoma entre nubes el creador y a la derecha la frase ipse dixit et facta snt ipse mandavit e creata snt (Él lo dijo y todo fue hecho, Él lo ordenó y todo fue creado).

El tríptico cerrado: "La creación del mundo"
En el panel izquierdo se representa el paraíso, donde en primer plano parece representarse a Adán y Eva con el Creador en el centro, vestido con ropajes clásicos, mientras que los "primeros seres" están desnudos, casi inanimados y con un color blanquecino que se repite en otros casos. Al fondo está la fuente de la vida con una forma muy caprichosa e irreal. La serpiente se enrosca en un árbol; animales en actitudes distintas: pacíficos unos, violentos otros; una fuente, pero no estamos ante una representación idílica del paraíso, sino de otra muy personal de El Bosco. Algunos autores han interpretado que una de las figuras de la fuente es el demonio, o bien la forma caprichosa de una de las rocas.

En el panel de la derecha se representa el infierno, aunque aparecen instrumentos musicales que despistan al expectador. Se trata de un mundo de ensoñación, con personas que sufren, donde muchos elementos hacen referencia al demonio. Predominan los tonos oscuros, contrariamente a lo que ocurre con el panel de la izquierda y con el central. Las torturas y el fuego, el frío, una atmósfera sombría, el cuchillo que parece seccionar dos orejas, monstruos y otros seres que invitan a pensar en un mundo siniestro. En la parte inferior reina el caos y escenas mundanas, un hombre se abraza a un cerdo; el autor da rienda a una imaginación que parece ilimitada. Hay seres fantásticos y un hombre-árbol, personajes en lugares inverosímiles. Un cuerpo extraño parece vaciado para que se descubran los seres que asoman; un hombre defecando...

En el panel central, de doble dimensión que cada uno de los dos laterales, hay multitud de escenas y motivos: seres entregados al sexo de todo tipo; plantas exóticas, conchas, frutos; unos elementos devoran a otros. Se trata de alegorías interpretables de diversas maneras, pero parece que El Bosco quiso plasmar la pluralidad del mundo, sus muchas facetas, los pecados y delitos, las debilidades humanas, también el caos reinante en una sociedad injusta. Pintó formas y estructuras que aplastan a los personajes; estanques que no son ejemplo de lirismo sino donde viven seres extraños o naturales, pero representados de forma inquietante.

No hay proporción entre unos seres y objetos y otros; también la perspectiva es forzada, dando la sensación de que las escenas superiores se vuelven contra el expectador, dejando la superficie convertida en una gran rampa. Toda la obra es una muestra de erudición, pues el autor debía conocer no solo la Biblia sino escritos de los padres de la Iglesia, así como otros textos religiosos en una época turbulenta, en vísperas del gran estallido de la cristiandad, que la dividirá hasta nuestros días. 

¿Era El Bosco un convencido de que las desviaciones de los hombres, del clero, de las autoridades, eclesiásticas y civiles, habían tocado fondo? ¿Pensó alguna vez que el caos que representa en su jardín de las delicias era la misma realidad incubada en su prolífica imaginación? ¿Que ese caos tenía que tener un fin y que ese fin sería una gran convulsión religiosa y espiritual, social incluso como la que sobrevendría unas décadas más tarde?

Ver: http://www.wga.hu/index1.html

7 comentarios:

  1. ¿Puedes creer que nunca había visto el tríptico cerrado? Me parece genial. En cuanto al interior del tríptico, es una obra sin parangón posible, fascinante y, a mi parecer, en cuanto a imaginación, insuperada. Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  2. Le ruego una visita a mi blog, en el que expongo una visión personal de la obra del Bosco, El jardín de las delicias. Espero sus comentarios.Gracias.
    Blog "El Jardín emboscado": http://boscomania.wordpress.com
    "El Jardín emboscado" en Facebook: http://www.facebook.comel/jardinemboscado

    ResponderEliminar
  3. Quise entrar en su blog y no me ha dado resultado alguno. Vea si hay algún error en la página. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  4. You know, I could have sworn I've come across this blog before on but upon looking at some of the entries I realized it's new for me.
    Still, I'm going to bookmark this blog and begin following it regularly.

    Also visit my web blog software solutions

    ResponderEliminar
  5. Thanks for your personal marvelous posting! I really enjoyed reading it,
    you can be a great author.I will ensure that I bookmark your blog and will eventually come back in the
    foreseeable future. I want to encourage you to continue your great job, have a nice afternoon!



    Also visit my web site; consolidation [creativity.mvesc.k12.oh.us]

    ResponderEliminar
  6. Hey theге, my nаmе's Sue and I sometimes blog about this subject too. Actually, if I may, let me ask you something.. Is it just me or does it seem like a bunch of the replies seem like they are coming from a bunch of idiots? :-P Also, if you happen to be on any other social network sites such as web 2.0 site list, I'd like tο κeep in touсh.
    Perhарs you cοuld pοst a
    couplе linκs to some оf them?

    My ѕite - Cochabamba

    ResponderEliminar