viernes, 23 de noviembre de 2012

Los castillos de Montgrand y de la Reynarde

Castillo de la Reynarde
Los exiliados españoles que pudieron organizarse en torno a los partidos políticos y sindicatos, tras la guerra civil a partir de 1939, pudieron adquirir, con los recursos del buque "Vita", dos castillos en el sur de Francia, cerca de Marsella, el de Montgrand y el de la Reynarde. Allí se acogió a muchos españoles. 

Los exiliados españoles vivieron divididos en Francia y México principalmente, antes de que se iniciase la segunda guerra mundial y la mayor parte de Francia quedase ocupada por las autoridades nazis. Luego también cuando la Francia de Vichy fue ocupada, de la que formaba parte la región de Marsella. 

Por lo que respecta a los socialistas, verdadera columna vertebral en torno a la que se adhirieron los exiliados (excepto los que no pudieron hacerlo) existieron fuertes diferencias entre los partidarios del que había sido Presidente del Gobierno durante la mayor parte de la guerra, Juan Negrín, y quien había sido su ministro de Defensa hasta que esta competencia la asumió Negrín, Indaleio Prieto. Este último dirigió la organización de la ayuda a los exiliados desde México, gozando del apoyo del gobierno de dicho país, mientras que Negrín lo hizo desde Francia hasta que no le fue posible por la ocupación alemana.

¿De donde salieron los recursos para que los exiliados españoles pudiesen sobrevivir? La Caja de Reparaciones fue creada por el Gobierno de Largo Caballero poco después de comenzar la guerra civil, con el objeto de que se depositasen los bienes incautados de todas aquellas personas que apoyaron el levantamiento militar: no fueron pocas las joyas y objetos que constituyeron aquella Caja, que luego serían el preciado cargamento del "Vita", una embarcación propiedad de un miembro del Partido Nacionalista Vasco que puso al servicio de la República. 

En 1939 el Presidente Negrín mandó fletarlo para trasladar el tesoro incautado. Desde el puerto francés de El Havre el "Vita" navegó hasta Barcelona antes de que esta ciudad cayese en manos de las autoridades militares sublvedadas. El buque y su cargamento estaban ya en Veracruz (México) a finales de marzo, unos días antes de que el general Franco redactase y diese a conocer su famoso parte final de guerra. El Servicio de Evacuación de los Republicanos Españoles perdió entonces el control sobre los recursos del "Vita", pasando estos a ser administrados por la Junta de Auxilio de los Republicanos Españoles, dirigida por Prieto en México.

El "Vita" transportó depósitos del Banco de España, los fondos de la Caja de Reparaciones, depósitos de varios Montes de Piedad, objetos de culto religioso, depósitos de la Generalitad de Cataluña y de varios bancos, objetos incautados en Alicante en los últimos meses de la guerra, piezas y lingotes de oro y otros materiales. La Junta de Auxilio de los Republicanos Españoles dispuso de 38.837.615,38 millones de pesos mexicanos según la Comisión Administradora de los Fondos de Auxilio a los Refugiados Españoles, creada más tarde en México y ya con la participación del Gobierno mexicano (1). Así fue posible adquirir los castillos de Montgrand y de la Reynarde, pues "cada mes erean enviados a Francia siete millones de francos con los que hacer frente a las necesidades más perentorias de los refugiados" (2).

Pero el comienzo de la segunda guerra mundial y la ocupación francesa por parte de la Alemania nazi harían cambiar las cosas, comenzando entonces la huída hacia México, Santo Domingo y otras partes. Entre los personajes notables que fueron ayudados por la Junta de Auxilio están el que fuera Presidente de las Cortes, Diego Martínez Barrio, el general Miaja, las viudas de Cruz Salido (asesinado por las autoridades franquistas en 1940) y de Manuel Azaña, Álvaro de Albornoz, la viuda de Julián Zugazagoitia, el cual corrió la misma suerte que Cruz Salido y otros. Varios miles de españoles pudieron ser auxiliados así durante su exilio que, para muchos, sería la última experiencia de su vida.
----------------------
(1) José Carlos Gibaja Velázquez, "Indalecio Prieto y el socialismo español (1935-1950)", 2002.
(2) Idem nota anterior.

3 comentarios:

  1. When ѕomeone ωrіteѕ
    an ρіece of wгiting he/she keeps thе image of a user in hіѕ/her mind that how a uѕer can knоw
    it. Thus that's why this piece of writing is outstdanding. Thanks!
    Here is my site Leon Labar

    ResponderEliminar
  2. El dato no es exacto, ambos castillos sólo fueron rentados de manera provisional, por el Cónsul de México en Marsella, Gilberto Bosques, por instrucciones del Gral. Lázaro Cárdenas para, en efecto, albergar a exiliados españoles en tanto podía tramitarse su traslado a México. Gilberto Bosqes firmó en alquel momento 40 mil visas. En los terrenos de ambos castillos, además de realizarse labores de agricultura y ganadería, pues se pretendía que fueran autosustentables, se llevaban a cabo talleres diversos y se formó una escuela para los niños.

    ResponderEliminar
  3. Tomo nota, aunque la información la tomé de la obra "Indalecio Prieto y el socialismo español (1935-1950)". Gracias.

    ResponderEliminar