miércoles, 28 de noviembre de 2012

La antigua muralla de Noia

Noia en una fotografía antigua
Una vez más, obras de urbanización sacan a la luz restos arqueológicos de gran interés para la vida de una población y su historia. La muralla medieval de Noia podrá verse pronto, aunque los trabajos de recuperación están pendientes, pues de la existencia de esta muralla, incluso arqueológicamente, ya se tenía noticia desde hace años.

Según informa "La Voz de Galicia", el tramo de muralla situado en un bajo del malecón de Gasset, ya fue objeto de estudio hace unos diez años, correspondiente esta muralla a principios del siglo XIV, cuando la villa de Noia se encontraba en un momento de despegue, como otras marineras de Galicia, aunque la crisis demográfica que afectó a todo occidente también se hizo notar aquí. La muralla, unas décadas más tarde, cumpliría un papel de refugio ante la extensión de la peste, pues no se dejaba entrar a los infectados de dicha enfermedad.

Un lienzo de la antigua muralla de Noia
Quizá esta muralla es ampliación de otra anterior -cuyos vestigios están por investigar- pues Noia fue objeto de invasiones normandas en la alta edad media, como todas las costas del occidente europeo, siendo obra del rey galaico-leonés Fernando II el que la villa se ubicase en su actual emplazamiento (zona vieja). Ya en el siglo XIV, con motivo de los conflictos antiseñoriales que se vivieron en algunos núcleos urbanos de Galicia, particularmente en Compostela, Soga de Lobeira, señor de Noia, ayudó al arzobispo compostelano Berenguel de Landoira, el cual se resistia a reconocer la independencia de los ciudadanos del señorío arzobispal. Soga de Lobeira quizá mandó construir la muralla sobre la que ahora se investiga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario