domingo, 30 de septiembre de 2012

Arqueología en Minho (2)

(A la izquierda parte del poblado fortificado de Nossa Senhora da Assunçao, en la feligresía de Bela, Monçao).

Desde la feligresía de Bela, cerca de la villa portuguesa de Monçao, se encuentra el poblado fortificado de Nossa Senhora da Assunçao, que ha dado restos de la época del hierro y de presencia romana. Las murallas cierran un recinto de forma ovalada de 235 por 141 metros de longitud. Se han encontrado pilas, moldes de fundición, un alfiler de bronce y pesos de red, entre otros objetos.

Siguiendo el valle del Miño en dirección oeste (hacia el Atlántico) llegamos a la necrópolis de Cortes, en la feligresía del mismo nombre y también dentro del ámbito administrativo de Monçao. Es de época romana y el rito fue de inhumación. Se han encontrado seis sepulturas de teja y granito cuya cronología no es anterior al siglo IV de nuestra era, por lo tanto ya en las postrimereías del imperio.

En el municipio de Valença do Minho, en la feligresía de Friestas, se encuentra el poblado llamado Casal do Mato, de época romana, dominando la planicie y a escasos dos kilómetros del río Miño. Se han encontrado pesos de telar, asas de ánfora, cerámica, tégulas y otros materiales de construcción. En dirección oeste desde Friestas se encuentra la feligresía de Gondomil (Valença do Minho) donde se encuentra una necrópolis de época romana (siglo I de nuestra era). Pueden verse tres pilas crematorias y varios túmulos, habiéndose encontrado huesos (entre ellos de dedos y cráneos), útiles de hierro y otros metales, vidrios, cereámicas y carbón. 

Siguiendo hacia el oeste, muy cerca de Valença y de Tui, se encuentran el poblado y necrópolis de Adro Velho de Verdoejo, en la feligresía del mismo nombre y municipio de Valença. Es de época romana y el lugar está dividido en terrazas fluviales muy próximo al río Miño. El recinto tiene forma circular delimitado por un muro de mampostería. La ocupación se dilató durante bastante tiempo, pues se han encontrado dos sepulturas medievales monolíticas antropomórficas; también dos fragmentos de una sepultura con epigrafía y restos de una edificación (los lugareños la identifican como una ermita antigua). En el siglo XVI fue levantado en este lugar un cruceiro en señal del carácter sagrado del sitio. En las proximidades se han encontrado fragmentos de tégulas, ímbrices, cerámica (común y sigilata hispánica) y restos graníticos de un poblado de época romana.

2 comentarios:

  1. Hola. Muy buena informacion sobre arqueologia en norte de portugal. Queria corrigir algo..el castro de assunção pertenece a Barbeita, aldea vizina de Bela..
    Y me gustaria mas informacion sobre localizacion de Casal do Mato en Friestas, pues de esa zona solo conosco las minas romanas y un castro minero. Si me puede ayudar a localizarlo..Gracias

    ResponderEliminar
  2. Tomo nota y me ocupo de tu interés. Gracias.

    ResponderEliminar