viernes, 21 de octubre de 2011

Hipocresía en la ONU


Ya se sabe que los organismos políticos tienen que lidiar con problemas muy difíciles y no siempre pueden evitar las contradicciones, pero la ONU, en materia de terrorismo, ha colmado todos los vasos. El presidente libio, Gadafi, ha muerto por linchamiento a manos de unos cuantos asesinos, como él mismo trató a su población, de acuerdo con la lógica criminal.

Osama bin Laden fue muerto por un comando norteamericano violando el derecho internacional (operó en un país en el que no tenía jurisdicción: Pakistán) y no se limitó a detener al terrorista confeso para que fuese juzgado por un tribunal internacional, sino que el presidente Obama y sus corifeos se deleitaron viendo por circuito cerrado de televisión como se producía la caza y el asesinato. Luego dieron el visto bueno para que fuese arrojado al mar en vez de entregar el cadáver a sus familiares y le honrasen como considerasen oportuno. Esto sería el comportamiento humano que corresponde a personas con altas responsabilidades políticas. 

Ahora la ONU ha denunciado la forma en que ha sido asesinado Gadafi, otro dictador más de los muchos que son y han sido, cuando la ONU nada dijo sobre el caso de bin Laden. Claro que el dictador libio debió de ser detenido y entregado a los tribunales internacionales, gozar de una defensa de acuerdo con el derecho y estar a resultas de la sentencia judicial; igual que Osama bin Laden. 

Mal ejemplo para la población en su conjunto, para los jóvenes que han de coger el mundo entre sus manos muy pronto. Si un premio Nobel como Obama mata ¿que podemos esperar? Pues es de esperar que la ONU sea coherente y justa, que no lo es (o no lo ha sido en varias ocasiones). Y no se trata aquí de negar el pan y la sal a la ONU, sino de denunciar su hipocresía cuando parece evidente que la practica con fruición.


9 comentarios:

  1. Anda que sí!!! Esta misma discusión... había surgido hoy en la sobremesa.... TOTALMENTE DE ACUERDO!!!!

    ResponderEliminar
  2. Me alegro no ser el único que considera que la humanidad está por encima de la barbarie.

    ResponderEliminar
  3. Para desgracia de la raza humana los valores que predominan han cambiado mucho en los últimos tiempos y no estoy seguro de que para bien. Por otro lado va a resultar cierta la teoría de que el siglo XXI además de ser el de la consolidación de las mujeres y homosexuales también lo será de las "prácticas basura"; comida basura, cultura basura, ética basura, política basura...etc
    Kukufato Peleón

    ResponderEliminar
  4. Creo que la naturaleza humana se ha manifestado siempre perversa: no hay más que ver la crueldad en los imperios antiguos, la existencia de la esclavitud, las guerras que han asolado al mundo, pero de lo que se trata es de denunciar, con todas nuestras fuerzas, cada injusticia que se cometa a nuestro alrededor. Un saludo, Kukufato.

    ResponderEliminar
  5. Amigo José Luis López de Guereñu i Polán: no serás "militante legal",pero no serás nunca capaz dejar de serlo en realidad...lo tienes en la sangre...en el cerebro...en el corazón!
    Perteneces a esa rara especie en vias de extinción que habría que proteger.
    No abandones!
    Kukufato Peleón

    ResponderEliminar
  6. Amigo Kukufato: las ideas no se abandonan si uno cree en ellas...

    ResponderEliminar
  7. lopezpolan@facebook.com18 de diciembre de 2012, 19:01

    La fe: se perdieron valores y uno de los que destaco el sentido común con el que presenciamos que somos limitados y con una fecha para morir. Los mártires tenían fé en si mismos. A mi me gustaría pasar por este planeta diciendo: si hay alguien que no le gusta donde vive, que salte del vagón: para autocuidarse,y para decir qué cosas hace y cómo lo hace para seguir en la brecha, también cambiarse semanalmente de piel para tener la certeza de que el contrareloj del tiempo es el mayor empujón para distinguir: ¿lo justo de lo injusto?

    ResponderEliminar
  8. lopezpolan@facebook.com18 de diciembre de 2012, 19:08

    La fe mueve montañas; que tambien se utilice el sentido común, (lo siento se me borró todo el comentario) El contrarreloj del tiempo nos empuja a distinguir ¿lo justo de lo injusto?

    ResponderEliminar