sábado, 8 de octubre de 2011

"Proceso histórico al conquistador"


El libro de este título, editado en 1988 (Mdrid) y en el que participan una serie de historiadores dirigidos por Francisco Solano, es de una utilidad para comprender el fenómeno de la conquista de América -en mi opinión- extraordinaria.

Solo se conoce por conquistadores a los españoles en América, a diferencia de holandeses, ingleses, franceses y portugueses. Ello habla del papel determinante del conquistador español en el siglo XVI. La conquista -según los autores citados- está limitada entre los años 1506 (Puerto Rico) y 1573 (Nuevas Ordenanzas de Descubrimiento y Población de Felipe II). Los que participaron en la conquista española de nacionalidad portuguesa, francesa, genovesa, toscana, alemana, flamenca, maltesa y griega fueron pocos, pero algunos de ellos de manera significativa. Las etapas cronológicas de la conquista fueron: Antillas y Caribe (1492-1520) grandes culturas (1520-1550) y cono sur (Chile, Río de la Plata: 1536-1580). 

Hubo casos de conquistas rápidas, como en México y el mundo incaico; conquistas lentas como en Yucatán y prolongadas como en Chile. El conquistador va acompañado del clérigo y del funcionario. Entre estos últimos podemos citar a Lucas Vázquez de Ayllón, Gonzalo Jiménez de Quesada y Gil González Dávila.

Los conquistadores tenían tres objetivos: riqueza, honor y extender la religión cristiana, probablemente por este orden en la mayoría de los casos. Hubo conquistadores rebeldes al rey, como es el caso de Lope de Aguirre y de Gonzalo Pizarro; y conquistadores rebeldes a sus jefes como Hernán Cortés, Cristóbal de Olid, Pedrarias Dávila, González Dávila, Hernández de Córdoba y Almagro.

La fecha en la que se dan las primeras críticas por el trato dado a los indígenas es el año 1511, cumpliéndose ahora el quinto centenario, con el excelente y famoso sermón de Montesinos, máxime porque se puso en cuestión la licitud de la conquista.

Algunos ejemplos de la violencia ejercida contra los indios los tenemos en el entorno maya-quiché, con Alvarado como protagonista, precisamente entre pueblos desarrollados en relación a otros, como los que habitanban Costa Rica. Particularmente fueron muy duros los años 1524 a 1530, con la actuación de Alvarado en Guatemala. Las dos formas de resistencia indígena -aparte la guerra cuando pudieron- fueron la huida a zonas alejadas y el sometimiento a la fuerza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario