lunes, 14 de noviembre de 2011

Los garamantes

El arqueólogo David Mattingly, entre otros, ha puesto sobre la mesa una investigación que está llamada a dar sus frutos en los próximos años o en las próximas décadas. Ya se sabía de la existencia de un pueblo o civilización, la de los garamantes, que vivieron en el desierto libio (quizá excediéndolo) en los siglos anteriores a Cristo y en los posteriores hasta la colonización islámica.

Los garamantes, según las primeras noticias que ha proporcionado fotografías aéreas, desarrollaron una civilización agrícola y urbana en torno a los desiertos, cuando las condiciones edafológicas y climáticas podrían no haber sido las mismas que las actuales en el desierto libio. Las ciudades debieron estar amuralladas con fuertes lienzos de barro o ladrillo y las prácticas agrícolas conocerían la irrigación gracias a los oasis. Las fuentes griegas y romanas sobre los garamantes son incompletas, en ocasiones erróneas y estamos a la espera de los datos que arroje la arqueología para saber más sobre los yacimientos pendientes de excavar, los datos pendientes de interpretar y contrastar con las fuentes escritas. 

La Unión Europea, por medio del Consejo de Investigación, financiará algunos trabajos arqueológicos dentro del programa de apoyo al nuevo régimen libio. El proyecto tiene interés porque los garamantes no habrían sido influidos por las civilizaciones mediterráneas: griegos y romanos fundamentalmente, pero tampoco por fenicios y cartagineses, que pusieron su interés, más bien, en la costa africana y en las regiones del sur de Europa. Es probable, según informan los arqueólogos que están llevando a cablo los primeros trabajos, que los yacimientos arqueológicos arrojen datos sobre las ciudades de los garamantes, así como sus explotaciones agrícolas, para una cronología que va desde el siglo I hasta el IV después de Cristo. Será interesante constatar el por qué del ocaso de esta civilización justo cuando se produce también la de Roma.


1 comentario: