miércoles, 11 de enero de 2012

El templo de Afaia

La isla de Egina y, algo más al norte, Salamina
Frente a Atenas, en el golfo Sarónico, se encuentran dos islas que han tenido importancia histórica: Egina y Salamnia. Esta última, curiosamente, no ha sido excavada que yo sepa; se trata de una isla montañosa donde se practicaron los cultos mistéricos de Eleusis, ciudad próxima pero en la Grecia continental. 

Egina empezó a ser importante a partir del siglo VII antes de Cristo, hasta el punto de que comerciantes de la isla fundaron la colonia de Naucratis, en el delta del Nilo. Después de su colaboración con Atenas contra los persas, los eginetas se enfrentaron al expansionismo ateniense en torno a la mitad del siglo V antes de Cristo, lo que llevó a la apropiación de la isla por parte de Atenas. En época helenística se produce la lenta decadencia de Egina. 

Templo de Afaia en Egina
Se conserva un templo dedicado a Apolo, pero muy destruído, con una sola columna todavía enhiesta. A finales del siglo VI a. de C., quizá, fue su última reconstrucción. También se conservan las ruinas de la población donde residían los eginetas y restos de un antiguo puerto. Pero lo más importante que hoy se puede ver es el templo de Afaia, sobre un altozano, lugar que ya en época minoica (segundo milenio antes de Cristo) había sido objeto de culto. Afaia es una diosa no muy conocida cuyo nombre parece hacer alusión a la palabra "aparecer"; más tarde este templo se dedicó a Atenea, probablemente por la ocupación ateniense de la isla. 

Es de orden dórico y está construído sobre otros templos o santuarios más antiguos, lo que es muy común en casi todas las civilizaciones, pero particularmente en la griega. El material es piedra caliza y todavía se conservan algunos colores de su policromía. Una inscripción de mediados del siglo VI a. de C. dice: "Siendo sacerdote Teoritas se construyó el templo para Afaia y se colocaron el altar y la gigantesca estatua". El templo consta de dos cuerpos, pero sus metopas han sido arrancadas sin respeto alguno. Está precedido por unos propileos y al este todavía se conservan unos baños del siglo III antes de Cristo. La decadencia de Egina es evidente en el siglo I antes de Cristo, ya en época romana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario