domingo, 29 de julio de 2018

Una plaza de Nápoles

Foro Murat (Nápoles)



Lugano es una ciudad que se encuentra en el extremo sur de Suiza, donde nació, en 1787, Pietro Bianchi, arquitecto de la iglesia inspirada en el Panteón de Roma. La plaza está inspirada en la que Bernini construyó ante la basílica de San Pedro. Como tantas obras que pretenden un “revival” de otras, desmerecen de la original, pero estas no deja de tener interés por la monumentalidad que imprimen a la siempre importante ciudad de Nápoles.

Como seguidor de Luigi Cagnola, Bianchi es un arquitecto neoclásico en una época propicia para este estilo: finales del siglo XVIII y primera mitad del XIX. La iglesia de San Francisco tiene varias capillas, un atrio y un ábside, destacando la cúpula con casetones, muy parecidos a los del Panteón de Roma, construída entre 1809 y 1836. Esta cúpula se soporta, en parte, en otras menores, dos a los lados del ábside y otras dos tras la columnata de la plaza. Al atrio se accede por un pórtico que imita la fachada de un templo griego octástico de orden jónico con frontón liso.

La plaza, rodeada en parte por la columnata, se concibió por su autor como un intento de reordenar urbanísticamente una ciudad que había pasado por tantas vicisitudes y regímenes políticos. Frente a la iglesia se encuentra, formando parte de la misma plaza, el Palacio Real de Nápoles (la plaza se llamó Foro Murat durante algún tiempo). Los diseños de la plaza corresponden a Leopoldo Laperuta, coetáneo de Bianchi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario