domingo, 3 de marzo de 2019

La obra de Gerrit Dou

"Leyendo la Biblia"

Dou nació posiblemente en Leiden, cuando esta ciudad holandesa estaba comenzando un momento de prosperidad por su industria textil, pero el pintor no se inspiró en los cambios urbanísticos de la ciudad en la que vivió, sino en las escenas cotidianas tan propias del barroco europeo, sobre todo en los países calvinistas. Mujeres y bodegones, barberos extrayendo muelas, ambientes domésticos y artesanos, objetos, personajes enmarcados bajo un arco, tiendas, soldados con sus tambores y armaduras, lectores, astrónomos, escuelas nocturnas, jugadores de cartas, mujeres hilando o regando flores, el físico en su estudio, el trompetero en un banquete, así como otros músicos de violín, jóvenes madres, etc. 

Alumno de Rembrandt aunque no mucho menor que él (Dou nació en 1613), de su maestro quizá tomó los ambientes tenebristas y los contornos poco definidos, que se ven en la mayor parte de sus obras; los objetos metálicos alcanzan una gran calidad, así como la minuciosidad y abundancia de las cosas que se representan en algunas de sus obras. De igual manera es un cultivador de la luz barroca, no natural, recurriendo a velas encendidas para alumbrar al maestro con sus alumnos o a los jugadores de cartas. Representa con gran realismo la vejez y se autorretrata, al menos, cinco veces, en una de ellas con una escultura clásica al fondo.

En una de sus obras representa a un matrimonio burgués (“Retrato de una pareja en un paisaje”)[i] pero el paisaje es sombrío y los personajes hieráticos, todo lo contrario de los personajes donde uno está extrayendo una muela a otro (1630-1635, óleo sobre tabla de 32 por 26 cm. que se encuentra en el Museo del Louvre). Aquí hay varios objetos en las estanterías del fondo, un violín, una calavera, varios yelmos, y contrastan las actitudes del paciente y el extractor, iluminados por una ventana que se abre a la izquierda. También se abren ventanas en otros cuadros suyos: “La oración del hilandero”[ii], o en el que dos ancianos están leyendo la Biblia[iii]; en el cuadro “Mujer vertiendo agua en un frasco”, “La mujer que hace un edema” y “La joven madre” de 1658, entre otros.

En otras ocasiones los personajes están asomados a una ventana: “Joven con un racimo de uvas” (óleo sobre madera que se encuentra en la Galería Sabauda de Turín). En varios autorretratos el autor se encuentra enmarcado, en dos ocasiones con la paleta de pintor y en una con pipa y libro. El tenebrismo se muestra en “La escuela nocturna” (pintado en 1660) o en “Los jugadores de cartas a la luz de las velas” (también de 1660, es un óleo sobre madera que se encuentra en la Residenzgalerie de Salzburgo).

Igualmente están a la luz de las velas sus astrónomos, pintados junto a un globo terráqueo, observando el firmamento de noche y, en uno de los casos, con el cortinaje barroco que cubre una de las partes superiores del cuadro. La calidad obtenida en la representación de objetos se muestra con todo su esplendor en su “Jarra de plata”, obra de 1663.



[i] Óleo sobre tabla de 76 por 63 cm. que se encuentra en el Rijksmuseum de Ámstedam.
[ii] Óleo sobre tabla de 27,7 por 28,3 que se encuentra en la Alte Pinakothek de Munich.
[iii] 1645, óleo sobre tabla de 60 por 46 cm. que se encuentra en el Museo del Lourve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario